Recurso de la semana: The longuest Shortest Time

Por Natalia

Mi vida es más feliz desde que oigo podcasts mientras hago oficio. El oficio doméstico es una actividad para la que nos puede hacer falta motivación. Sobre todo si la repartición tradicional de roles de género es algo que cuestionamos.

Esta semana el blog The Longuest Shortest Time habla de la familia de la pastelera Rachel Crampsey, donde los roles de género tradicionales están invertidos.

Para mí el problema no es tanto estar en la casa criando a mis hijos. Sino este otro asunto que acompaña la maternidad y que me costó años aceptar. Es lo que crecí llamando “el oficio doméstico”. El oficio doméstico es un trabajo que en el medio de donde vengo no lo realizaban nuestros padres, pero tampoco nuestras madres. No era propio de las personas que nos sirvieron de modelo para construirnos como adultos, sino de las empleadas. Es decir, otras mujeres mucho más pobres con las que no imaginamos que tendríamos nada que ver en el futuro, y que nadie nos enseñó a valorar como deberíamos.

Y quizás por eso, ordenar, recoger, tender, aspirar, cocinar, limpiar, lavar, planchar, sacar la basura, hacer las compras… son cosas que detestaba hacer. Mientras las hacía me sentía resentida con mi marido. Y todas o casi todas nuestras peleas tenían que ver con estos asuntos. Durante un tiempo, incluso, si mi marido quería comer algo debía llegar del trabajo a cocinar y si quería tener ropa limpia,  hacer una máquina con un poco de la montaña del cuarto. Vivíamos en un muladar, vistiéndonos con lo menos sucio de la canasta de ropa sucia y todos teníamos crisis alérgicas debido al polvo acumulado.

Pero eso era antes. Guardar mis podcasts favoritos  para oír mientras hago oficio no sólo es una forma de motivarme, Sino que ha hecho que espere esos momentos con ganas. Me ha sucedido que abro la secadora y veo un montón de ropa por doblar y pienso: -Qué rico, me da como para todo un episodio de RadioLab.

Según aprendí recientemente en Freakonomics Radio, uno de los muchos podcasts que sigo, mi estrategia de asociar el oficio de la casa, con la escucha de estos programas es lo que recientes estudios de economía comportamental llaman “temptation bundling”   . Una manera bastante eficaz para obligarse a hacer cosas que queremos, pero para las que nuestra fuerza de voluntad no es suficiente.

Lo que me lleva a la recomendación de la semana: The longest Shortest Time es un  Podcast de maternidad y crianza realizado por Hillary Frank, una antigua productora del famosísimo programa radial (y podcast) This American Life . Me gusta que hable de maternidad y crianza sin bobería ni pontificando, con el mismo rigor periodístico de cualquier otra rúbrica considerada “seria” y que se esfuerce por contar historias.

El  último episo​dio trata justamente de un matrimonio donde los roles tradicionales están invertidos. La esposa es la que trabaja, está completamente centrada en su carrera y se describe como una madre ausente y el padre dejó su trabajo para ocuparse de los hijos y la casa.

Me hizo mirar desde otra óptica muchos de los típicos conflictos que tengo con mi marido. Me gustó particularmente cuando la mujer habla de los foros de mamás donde están quejándose de sus maridos y solo quieren que estos lleguen y se ocupen un poco de los niños para poder darse un baño caliente, por fin. Y ella piensa: -Noooo, yo soy ese marido y también es duro, y también necesito un baño caliente al final del día, por favor tengan compasión con él….

Para mamás de tiempo completo que no habíamos planeado serlo como Carolina y yo, este camino se puede ver dependiendo del día o la ideología en obra como una decisión individual (tan respetable) o un determinismo estructural (tan lamentable). Y creo que es normal que no todos los días estemos en paz y saboreando cada minuto.

Una de las cosas más difíciles para mí fue la falta de estimulación intelectual de los primeros años de maternidad. Me era imposible leer por la fatiga, y los podcasts fueron una respuesta a ese vacío. El nombre The Longuest Shortest Time (El tiempo más largo más corto) se refiere a esos primeros años de la vida de las nuevas madres, donde cada nueva fase parece eterna y al mismo tiempo esfumarse en un segundo. Recientemente Frank comenzó a tratar también de crianza en un sentido más amplio y a cubrir temas de vida de familia, adolescentes y de relaciones de adultos con sus padres, pero no deja de ser un excelente recurso para nuevas mamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s