The Brutalist Playground

Churchill Gardens Estate
Churchill Gardens Estate, imagen de archivo. Imagen de John Donat and courtesy RIBA Library Photographs Collection
La semana pasada inauguraron la exposición The Brutalist Playground, en el Royal Institute of British Architects. La instalación interactiva creada por el grupo de arquitectos Assemble en colaboración con Simon Terrill.
wpid-2015-06-12-08.17.11-1.jpg.jpeg
La estructura invita a jugar en ella de muchas maneras. Aquí, rodándonos cabeza abajo. Foto por Anab Jain.
wpid-2015-06-12-08.17.14-1.jpg.jpeg
Subir, bajar, escalar, usar los objetos con diferentes fines. Todo está permitido en este espacio de juego.
wpid-2015-06-12-08.17.18-1.jpg.jpeg
Los adultos también pueden jugar con la excusa de que este parque es arte.

La premisa de la exposición -crear replicas en tamaño real de los parques diseñados como parte de los proyectos de vivienda construidos durante el brutalismo- parecía hecha a mi medida, así que el viernes pasado M y yo nos fuimos a jugar en ella.

wpid-2015-06-12-08.17.16-2.jpg.jpeg
En una de las paredes se proyecta la historia de estos espacios recogida en pocas fotografías.

Como con muchas piezas de arte participativo/interactivo y como con muchas muestras de arquitectura me pareció mejor en teoría que en la práctica. A M, por el contrario, le importó poco o nada el trasfondo cultural o arquitectónico y le pareció que era un lugar fantástico para saltar y para “robarse por los robaderos”.

wpid-2015-06-12-08.17.17-1.jpg.jpeg
M juega en la reproducción de uno de los juegos. Nótese la espuma negra alrededor de la baranda puesta a última hora, con seguridad una exigencia de un “health and safety officer”.
La instalación señala con nostalgia eso que se ha perdido rápidamente en el Londres contemporáneo: los bloques residenciales con usos mixtos, en los que los habitantes podían trabajar y vivir. El énfasis en la niñez y los espacios para niños es un aspecto frecuentemente olvidado en las críticas que se hacen sobre el brutalismo y Assemble y Terrill logran ponerlos en el centro de la discusión de manera ingeniosa. ¿Cómo sería hoy la ciudad si todavía existieran espacios para jugar en ella? ¿Qué sería de los espacios públicos si fueran diseñados para estar y jugar, en lugar de ser corredores que llevan de punto A a punto B?

Nos divertimos bastante y la exposición puso en evidencia mis dobles estándares frente al juego y los riesgos. Si bien en discurso celebro la arquitectura brutalista y los espacios de juegos que son arriesgados y que usan materiales como el hormigón, una de las primeras cosas que me sorprendí pensando es que las estructuras están hechas de espuma reconstituida y estaban pegadas con epoxy y que eso con toda seguridad debe ser no sólo tóxico sino que probablemente es un disruptor hormonal. Además, no va a durar mucho, ya el segundo día estaba bastante maltratada la pobre espuma.

Pero dejando de lado mis críticas, contradicciones y ansiedades, vale la pena visitarla si están en Londres éste verano. La exposición cierra el 16 de agosto y hay un programa muy interesante para niños y adultos de charlas y talleres que la acompañan.
The Brutalist Playground
Junio 10-Agosto 16, 2015
Royal Institute of British Architects
66 Portland Place, Marylebone, London W1B 1AD, United Kingdom

Más sobre el brutalismo y los espacios para la niñez:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s